Bien pero mal

La Columna de Matute #36

La Columna de Matute #36

Unas horas pasado el partido de Uruguay, aún quedan en el aire muchas situaciones raras por llamarlas de alguna manera. Se planificó en lo teórico un partido brillante, tan bien o incluso mejor que los partidos de las primeras dos fechas. El tema que esta vez, la falla estuvo en la aplicación de lo planificado, con errores de todas las partes.

Todos, hasta Ecuador, sabía lo que íbamos a hacer, y de haberlo hecho bien, otra era la situación en este momento. Pero se cometieron errores en la bajada a tierra de la idea, y errores groseros por parte del cuerpo técnico, así como también otros errores involuntarios o ajenos a ellos.

Me cuesta entender, como luego de tanta planificación tan perfeccionista y tan exacta, se comete una omisión tremenda. Hablamos de la inclusión de Maximiliano Pereira. Un jugador histórico del proceso, con gran experiencia, pero del que todos sabemos que no tiene buenas experiencias en la altura. Es un jugador que sufre mucho el tema, y si le sumamos las condiciones climáticas en las que se jugó el partido, ya se daba por descontado que iba a tener un buen partido, y que por esa zona, la íbamos a pasar bastante mal. Un error que se pagó caro.

El segundo error del cuerpo técnico, fue algo que no había pasado en los dos partidos anteriores y nos había ilusionado a todos. En un partido, en donde el sector derecho de Uruguay, quedó sin aire y sin piernas sobre la mitad del segundo tiempo, realiza los últimos 2 cambios en los minutos 86 y 89. Y si me pongo fino, de los 3 cambios, solo 1, el de Álvaro Pereira por Álvaro González fue por temas físicos, los otros dos, fueron por temas tácticos. Desde la mitad del segundo tiempo, Álvaro González, Carlos Sánchez, Maximiliano Pereira les costaba seguir el partido y estaban sin aire, pero nos dimos el lujo de dejarlos en cancha hasta el final, que si bien ya estábamos en desventaja, resignando oportunidades y piernas para ir a buscar el empate. Los cambios se demoraron demasiado y resignamos todo producto de la tardanza en los mismos.

La otra parte que se hizo mal y que no es responsabilidad del cuerpo técnico, salvo la inclusión ya mencionada de Maximiliano Pereira, quien tuvo que ver en el segundo gol, recordemos que no tuvo piernas y quedó estático en la jugada del segundo gol, dejando llegar por el centro, quedando abierto, sin que haya otro rival en la zona, y hasta dejarlo patear. Pero como decíamos, la otra falencia estuvo en el rendimiento de algunos jugadores. Mal partido de Cáceres, de los más bajos que ha tenido en la selección. Responsabilidad absoluta en el segundo gol de Ecuador, sin responsabilidad en el primero, a pesar que muchos que no saben nada de fútbol pero hablan, lo quieren culpar. Partido muy distraído, muy perdido, con una actuación sin sobresalir como nos tiene acostumbrados.

Un ingreso totalmente intrascendente de Diego Roland. Ya lo mencionamos en la columna pasada, cuando hizo “orejitas” luego del gol ante Colombia. Entró, tuvo una clarísima y la desperdició rematando cuando claramente no era la opción. Tuvo otras malas decisiones en unos contragolpes, y dos perdidas de pelotas, absolutamente solo, con pelota dominada contra el lateral.

Mal partido, como nos tiene acostumbrados de Edinson Cavani. Responsable absoluto del primer Gol de Ecuador. El gol que convierte, es 25% merito de él, 25% del centro de Lodeiro y el 50% restante del golero de Ecuador. Un contragolpe sobre el final, 4 de Uruguay contra 4 de Ecuador, la pelota le llega a y la juega mal, hacia atrás. Una oportunidad en el primer tiempo, donde duda y se cae por no saber si patear o dominar y seguir. A esto hay que sumarle, que debido a sus bajos rendimientos, juega como enojado, malhumorado, protestando por demás, rezongando, y al límite. Es como que la camiseta de Uruguay, por diferentes razones, incluidos temas de su vida personal, le generar un stress, que no está capacitado para sobrellevar, y nos genera una duda, que en cualquier momento tenga una reacción como contra Jara, y nos deje con 10 jugadores nuevamente.

Lo positivo, es que el partido se pensó bien, y los jugadores dejaron todo como nos tienen acostumbrados. Estas dos cosas, nos lleva a tener esperanza y que se den los resultados a futuro, como siempre, en base a autocrítica y trabajo.

Quiero hacer referencia a un tema no menor. Recordarle a la gente que somos unos angelitos, que nos creemos más vivos de lo que somos. Fuimos a Ecuador, nos pusieron un recital en el hotel, al día siguiente una fiesta, el día del partido se olvidan de cerrar una puerta del avión y despegan, se generan retrasos. Luego del partido, no se autoriza a volar sobre territorio Peruano y el plantel queda demorado en Ecuador. Que es mucha cosa junta para pensar que es casualidad, estamos de acuerdo…. Totalmente de acuerdo. Que somos unos nenitos y comimos, estamos de acuerdo, ahora, ojo, viene Chile, partido muy especial, mucha cosa en el medio, un ambiente muy raro. Recuerden que Ecuador fue a un Sub 17 con jugadores mayores y les dieron el permio Fair Play, y a Chile le dieron una copa América. Tienen peso y nosotros tenemos un jugador echado del mundial y suspendido 9 fechas, un agredido con reacción suspendido 3 fechas, al igual que un técnico por protestar. Tengamos cuidados y seamos inteligentes, si alguien da manija con hacer algún “chiste” contra los chilenos…. Recordémosle la realidad y que no somos nadie!!!

Artículo realizado por Matute

 
ELIMINATORIAS SUDAMERICANAS RUSIA 2018
 

Comentarios